La importancia del transporte en los programas municipalistas

Las políticas de transporte a veces pasan desapercibidas dentro de los
movimientos ciudadanos. Otras políticas como la vivienda, educación, sanidad acaparan muchas más atención. El transporte no es una finalidad en sí mismo, siempre es ese medio que nos permite hacer otra cosa: ir a casa, al colegio, al centro de salud… Sin embargo, esa actividad enojosa ocupa una buena parte de nuestro tiempo (1h y media al día) y de nuestro dinero (1.000 €/año, es el tercer gasto más importante después de la vivienda y la alimentación).

portadamanifiesto1-750x410

En términos de nuestra ciudad, pongamos Madrid como ejemplo, las políticas de transporte suponen la tercera mayor partida de gasto público[1], con programas que incluyen la gestión del tráfico, los servicios de transporte público o las actuaciones en las vías públicas, en torno a 480 millones de euros cada año. Sin olvidar que el concepto con más peso en los presupuestos del ayuntamiento es el pago de la deuda, consecuencia de inversiones faraónicas en infraestructuras de transporte hace no tanto años. Tradicionalmente las infraestructuras de transporte han acaparado el volumen más importante de inversión en nuestro ayuntamiento.

Si elevamos un poco la mirada y vemos los retos que tenemos como sociedad ante nosotros el transporte sigue siendo una política fundamental. Es el mayor consumidor de energía entre todos los sectores (además de la energía que no viene de fuentes renovables), sus emisiones de gases de efecto invernadero son las que más crecen y las segundas que más contribuyen al cambio climático y la contaminación derivada del mismo causa diez veces más muertes que los accidentes de tráfico. Si rebuscamos dentro del transporte, observamos que es la carretera y, especialmente, el transporte urbano el mayor causante de estos efectos que nos preocupan, así que es desde la ciudad desde donde tenemos que poner solución.

La crisis económica ha traído consecuencias que todos conocemos, como son el desempleo, la pérdida de viviendas y las políticas austericidas. Sin un buen transporte accesible para todos no podremos tener la misma igualdad de acceso a los servicios y oportunidades y la brecha en la equidad social entre el 1 y el 99% seguirá siendo cada vez más pronunciada.

A lo largo de todo el territorio español están surgiendo iniciativas municipalistas donde la sociedad civil se está organizando para presentar candidaturas ciudadanas a sus ayuntamientos. Muchas de ellas han adoptado la marca de “ganemos” como es el caso de Ganemos Madrid. Llega el momento de elaborar programas de forma participativa donde propongamos alternativas reales para construir ciudades más vivibles y humanas. No dejemos pasar la oportunidad de pensar una movilidad al servicio de las personas y no de los vehículos.



[1] Principales partidas de gasto agrupadas por conceptos (millones de euros):

  1. Pago de la deuda: 1.115
  2. Servicios básicos (basuras, agua, etc): 560
  3. Seguridad: 540
  4. Movilidad e infraestructuras: 480
  5. Administración del ayuntamiento: 420
  6. Servicios sociales y empelo: 400
  7. Vivienda, urbanismo y patrimonio: 210
  8. Educación y cultura: 200
  9. Medio Ambiente: 170
  10. Deportes: 120
  11. Sanidad: 100
  12. Hacienda local: 100

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *